Vitamina k – Qué alimentos la contienen?

Se puede decir que la vitamina k es esencial para el ser humano y lo necesita para la coagulación de la sangre principalmente. Según los estudios realizados recientemente se sugiere que la vitamina k Es realmente importante para los tratamientos que combaten las dio por osis y las enfermedades relativas alzhéimer, incluso si ha llegado a indicar que consumir un nivel alto de vitamina que previene el cáncer y cualquier tipo de enfermedad del corazón.

Vitamina K alimentos

Lo bueno que tiene la vitamina k no tiene ninguna toxicidad ningún efecto secundario, salvo la excepción de que el paciente esté tomando algún tipo de medicamento para prevenir los coágulos en la sangre. Si estás tomando algún tipo de medicamento como indicado, quizás debas consultar a tu médico antes de tomar altos porcentajes de vitamina k en tu dieta diaria.

Vitamina k en alimentos y hierbas

Durante muchísimos años la cierva se ha utilizado a efectos medicinales para combatir cualquier tipo de anomalía que ceden los seres humanos, ya que están llena de muchísimos nutrientes y la vitamina k no va a ser una excepción. Hierbas como el tomillo, la albahaca, la salvia son los que más cantidad tienen por cada ración de 100 gramos, y sólo una cucharada es suficiente para completar. En este sentido también es muy importante el consumo de perejil fresco, así como El orégano, el cilantro y la albahaca fresca.

Las verduras que son frescas, crujientes, suelen ser las más idóneas para consumir este tipo de vitaminas. Como punto extra a favor, se puede decir que también son muy ricas en calcio. De las verduras, la col se lleva el trono en la vitamina L, ya que proporciona 880ug por cada 100 gramos.

Vitamina K en otros alimentos: cebollas y coles de bruselas

Las cebollas suelen ser un excelente complemento para cualquier tipo de guisado, o incluso ensaladas. Cada 100 gramos de cebolla estarás ganando aproximadamente unos 207ug de vitamina K. Son realmente una maravilla.

Por su parte las coles de bruselas no se queda atrás, aunque no sean las favoritas de los niños, resultan un apertivo muy delicioso, y tienen unas propiedades anti resaca realmente sorprendentes. Cada 100 gramos que consumas de coles de bruselas, estarás adquiriendo 195ug de vitamina K. El brócoli tampoco suele ser muy amigo de nosotros. Pero es sin duda una de las verduras favoritas utilizadas en la alta cocina. cada 100 gramos de brócoli que consumas, te estarás llevando a tus haberes 221ug de vitamina K.

Los espárragos, repollo, los encurtidos de pepinillos, las ciruelas pasas, gombos, aceite de soja, las zanahorias, clavo, la soja tostados, los arándanos, moras, peras e higos, son otros maravillosos alimentos que contienen altas dosis de vitamina K. Así que no tienes ninguna excusa, ya que tienes infinidad de combinaciones para que no te aburras, y les des a tu cuerpo exactamente lo que necesita.